dissabte, 5 d’octubre de 2013

El ilusionismo del PP no podrá ocultar la realidad





El PP maneja con habilidad el ilusionismo político, hay que reconocerlo. Comunican lo que quieren que perciban los ciudadanos, al margen de la realidad de los hechos, y a menudo con éxito. Ahora lo están intentando con el recorte de las pensiones y con los Presupuestos Generales del Estado para 2014, que presentan machaconamente como “los de la recuperación”.
Pero lo cierto es que, detrás de su propaganda habita la realidad. Y esa realidad hay que ponerla de manifiesto, descubriendo su engaño.
Una realidad que se llama más paro, más recortes de los servicios públicos esenciales, más impuestos para las rentas del trabajo y el consumo, más deuda pública y, en definitiva más desigualdad y más empobrecimiento de la mayoría de la ciudadanía.
Y no es por casualidad que ello ocurra. Es, sencillamente, por su ideología. Porque la derecha esta empeñada en sacar a España de la crisis a base de hachazos al Estado del Bienestar y a una fuerte devaluación interna. Dicen que es la única forma posible de hacerlo, sometiendo la política a su pensamiento único. Lo que sí es cierto es que, con sus políticas, no sólo no impulsan el crecimiento económico, sino que someten a los trabajadores, a los jóvenes, a los pensionistas y a las clases medias, a un largo e inmerecido castigo.
Una vez más, estos Presupuestos no contienen ni una sola medida que apueste por un cambio de patrón de crecimiento, que incorpore el talento como factor de diferenciación y mejora de la competitividad de nuestras empresas, y que permita sentar las bases de un crecimiento sólido y sostenible. Es decir, se  aferran a un modelo que ha resultado fallido, sin querer aprender de los errores del pasado.
Además, en su apuesta a una sola carta de y ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽ ennes,siones al aportar menos ingresos n crisiscomo consecuencia de su reforma laboral que, edem recorte del déficit público, ya no son creíbles. Han incumplido sistemáticamente desde que llegaron al Gobierno, y lo volverán a hacer. Las cuentas no financieras de las AAPP del segundo trimestre, publicadas por el INE, indican que entre junio de 2012 y junio de 2013, el déficit público ha sido del 7,5% del PIB, y con ayudas a la banda, del 11%. Los Presupuestos que nos presentan como “de la recuperación” pueden quedar, una vez más, en papel mojado. Y por mucho que se empeñen en hacer ilusionismo, la realidad no la podrán esconder.