divendres, 19 de desembre de 2014

Los problemas estructurales de nuestra economía siguen sin resolverse, mientras crece la desigualdad