dijous, 30 d’abril de 2009

Vicenç torna a casa



Mis queridos amigos,

Ha llegado el momento de trasladar a nuestro querido Vicente a casa para continuar el proceso de rehabilitación. A pesar de ello, aún no podemos decir que ya está fuera de peligro porque Vicente tiene 89 años, ha tenido una embolia severa y es un paciente con enfermedad cardíaca crónica. Pero como todos sabéis Vicente es una persona muy especial, posee una enorme fe en Dios y una tremenda voluntad de vivir porque él cree que aún le queda trabajo por hacer aquí entre nosotros.

El sábado 25 de abril le dan el alta hospitalaria, así que este domingo estaremos de nuevo en Anantapur para seguir cuidando a Vicente con todo nuestro cariño.

Cada día le ponemos su música favorita. Además mi hija pequeña Yamuna encuadernó vuestros maravillosos mensajes de apoyo y cada tarde Cristina se sienta al lado de la cama de Vicente y le lee algunos fragmentos. Lo cierto es que tanto vuestros mensajes como los que nos llegan desde la India transmiten una misma idea muy claramente: “Vicente Ferrer, tu vida y tu trabajo han hecho de este mundo en el que vivimos un lugar mejor; tú has inspirado y transformado la vida de miles de personas”.

Vicente continúa manteniendo estables las constantes vitales. Duerme mucho y cuando está despierto responde, y en determinadas situaciones demuestra gran cariño con sus expresiones faciales, como cuando vio a su hija mayor y a su nieta de Australia. Además de responder con movimientos de la cabeza, desde hace un par de días intenta decir algunas palabras, pero todavía es pronto para que pueda hablar.

Todos nosotros en la Fundación de España e India seguimos trabajando incluso con mayor motivación, sabiendo que ésto y sólo ésto es lo que Vicente espera de nosotros.

A todos vosotros muchas gracias y un afectuoso abrazo.

Anna Ferrer